19 de agosto de 2011

Bailes sobre el viento


Sentada te encuentras, sin sentido sin palabras
Escuchando atenta el ruido del viento y el goteo de la lluvia
Que penetra en tus oídos, dándote un poco de miedo por el eco que la lluvia genera.

En tus labios se nota la tristeza
El vacio que en tu mente hay
Y el profundo mirar de tus ojos que se pierde por esa ventana vieja

Sientes el viento como sopla, como ondea las cortinas
Y más el cómo acaricia tus mejillas
Permitiéndole también que toque tú pelo
Cosa que ni yo he podido lograr
Le tengo envidia, le tengo odio
Porque yo ni siquiera he sentido tu pelo
No he rozado tus labios y mucho menos los he besado.


En cuanto a la lluvia, es un sonido armónico
Que pareciera que estas debajo de un concierto
El público se siente seco, sin palabras, sin aliento

Nadie viene a verte, nadie viene a buscarte, solo son ustedes
La lluvia, el viento y tú hablándose secretamente
De las cosas que nadie puede entender

El viento lleva consigo tu frescura, tu libertad y tu alegría
Vagando por el mundo sin importarte que se ponga en tu camino
Con solo cerrar tus labios haces a un lado a quien te impide el vuelo

La lluvia es más complicada, porque en ella se encuentra
Todo lo que hay en tu vida, fuerza, sonidos, tristezas y alegrías
Pero cuando en tus sueños vas caminando, mojas todo lo que vas tocando
Sin saber que dejaras a tu paso, solo caminas y sigues un rumbo fijo
Hacia la luz que guía tu camino, pero lo que nadie sabe es que cuando cierras
Tus ojos esa lluvia sale su vacio en forma de lagrimas.

Tu eres lo más complejo de la vida, así como tienes luz tienes oscuridad
Jalando al abismo de las sombras a quienes les dan la espalda, nada más
Pero aun con todo eso, se que en tu interior hay un pequeño fragmento que me permitirá
Verte siempre brillante, siempre divina, por que se que ese pequeño objeto, será lo que me regrese a la vida.