8 de octubre de 2011

Un duende

A veces uno piensa que los seres de la fantasía no tienen una expresión, pero aquí la muestra de que los duendes también sonríen.

No hay comentarios: